Grammy 2018, su versión más sobria.